Inicio

Desarrollo defensa y tecnología belica blog de difusión de tecnologías de sistemas de armas,noticias,conflictos internacionales, y la evolución histórica de material bélico en general

sábado, 4 de agosto de 2018

El ejército de los EE.UU está presionando por las armas Railguns para el campo de batalla

El Ejército de EE.UU. sigue adelante con sus planes de lanzar armas railguns en el campo de batalla del mañana, otorgando a un desarrollador líder de armas railgun un contrato para madurar un sistema de armas railgun basado en tierra

El rápido progreso en la miniaturización de la tecnología de las armas ferroviarias ha transformado las armas hipersónicas de curiosidades de laboratorio en armas potenciales que prometen enormes aumentos en el alcance y la energía.

Según la Defensa Nacional, el Consorcio Tecnológico de Defensa del Pentágono adjudicó un contrato a General Atomics, desarrollador del sistema de cañones  Railguns de la Armada de Estados Unidos, para "evaluar y madurar las capacidades de los sistemas de cañones ferroviarios en apoyo del Comando de Investigación, Desarrollo e Ingeniería de Armamento del Ejército de Estados Unidos". El contrato especifica la construcción de prototipos de armas Railguns que podrían ser utilizadas por el Ejército en el rol de combate terrestre.

Los Railguns, una vez relegadas al reino de la ciencia ficción, implican el uso de potentes corrientes eléctricas para generar una fila de campos magnéticos entre dos rieles. Los objetos colocados entre esos rieles y los campos entre ellos son acelerados paralelamente a velocidades tremendas. Los Railguns pueden enviar objetos volando a velocidades de hasta Mach 6, mucho más rápido que los cañones tradicionales que dependen de la fuerza explosiva.

El Ejército prevé el uso de armas ferroviarias de dos maneras. La primera consiste en lanzar proyectiles a grandes distancias, más allá de la artillería convencional, como los obuses autopropulsados M777 y M109 Paladin. 


Esto permitiría al Ejército atacar objetivos a gran profundidad detrás de las líneas enemigas, al mismo tiempo que se mantendría fuera del alcance de los contrafuegos enemigos.

El segundo uso potencial del railgun es mucho más ciencia ficción. Podrían ser usados como un arma de hipervelocidad en un tanque de batalla principal. Una escopeta de ferrocarril montada en un tanque probablemente dominaría el campo de batalla terrestre del futuro, atravesando incluso la más gruesa armadura enemiga a distancias impresionantes.


Hacer de una escopeta de ferrocarril un arma terrestre práctica todavía requiere mucha innovación tecnológica. La huella de la escopeta de ferrocarril, aunque reducida al menos ocho veces con el paso de los años, debe hacerse aún más pequeña para que quepa en un tanque de sesenta toneladas de treinta pies de largo. Las armas Railgun deben ser lo suficientemente duraderas como para soportar los viajes a través del país. El "cañón" de la escopeta de ferrocarril dura en la actualidad sólo un puñado de disparos. A las fuerzas armadas les gustaría que ese número aumentara alrededor de mil para estar cómodos. Y los proyectiles de artillería, especialmente si tienen sistemas de guía o un fusible complejo, deben ser capaces de resistir poderosos campos electromagnéticos y el choque de pasar de estar quietos a golpear Mach 6 virtualmente instantáneamente.

Sin embargo, a medida que la tecnología es cada vez más refinada, parece más inevitable que las armas a base de pólvora cedan el paso a las armas a base de electricidad. Puede que no veamos tanques railgun en los próximos cinco, diez o incluso veinte años, pero todas las señales apuntan a que finalmente sucederá. El ejército de los EE.UU. sólo quiere asegurarse de que sea lo primero.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...